El misterio de la chica que apareció muerta en el freezer de un famoso hotel de Chicago

5

Kenneka Jenkins tenía 19 años y falleció congelada después de una fiesta. Mirá el video.

Kenneka Jenkins no era “la chica de al lado” o la típica rubia estadounidense. Su nombre, afroamericano, es difícil de googlear y las búsquedas sobre esta joven de 19 años se centran en su muerte: la chica que murió congelada en el Crowne Plaza Chicago O’Hare.

Los medios locales también la llaman Kenneka “N”. Y el hashtag #JusticiaporKenneka no tuvo la dedicación que su familia busca entre los investigadores. Pero sí la tuvo desde el misterio.

La fiesta en el 9° piso del hotel

Según sus allegados, que haya estado de fiesta con amigas en el 9° piso de ese hotel y vestida con un corpiño blanco y unos jeans ajustados y rotos hizo que su misteriosa muerte no genere la suficiente empatía en Estados Unidos.

Las cámaras de seguridad la muestran tambaleante en los pasillos del hotel, a punto de caerse. Siempre, sola.

Pero el foco es otro. ¿Por qué Kenneka entró a ese inmenso freezer? ¿Alguien la llevó hasta ahí? ¿Podrían haberla salvado si la encontraban antes? ¿Tenía la fuerza y la coordinación para abrir esas pesadas puertas dobles?

La familia, como la mayoría de los usuarios en Twitter, cree que se buscó emborrachar a la joven para abusarla sexualmente y que el hotel podría haberla rescatado mucho antes de que muriera congelada en una de las cámaras frigoríficas de la cocina.

Las cámaras de seguridad de ese hotel de Rosemont, un suburbio al norte de Chicago, la muestran tambaleándose por los pasillos a las 3.20 de la madrugada del sábado 9 de septiembre.

Las amigas que habían estado con ella en la fiesta llamaron a la madre de Kenneka “N” cuando la perdieron de vista. Declararon que la chica les dijo que las esperaba mientras buscaban el auto del estacionamiento.

La familia la reportó como desaparecida más tarde ese mismo día y su cuerpo fue encontrado en el freezer del Crowne Plaza Chicago O’Hare poco antes de la 1 AM del domingo.

Aún faltan los resultados de una nueva autopsia por parte de la oficina del forense del condado de Cook.

Antes de la fiesta

11.30 PM. Tereasa Martin, la madre de Kenneka “N”, le dijo al Chicago Tribune que vio por última vez a su hija en su casa de West Side alrededor de esa hora. Fue justo antes de que saliera con unos amigos a festejar un nuevo trabajo en un geriátrico. Nunca le dijo que iría a una fiesta en un hotel.

En un Facebook Live de esa noche se escucha a Kenneka “N” gritar: “ayúdenme, ayúdenme”. El video fue visto más de 4 millones de veces. No queda claro si la chica estaba haciendo un chiste o si realmente estaba en riesgo su vida.

Su madre dijo a la prensa que su hija tenía poca tolerancia al alcohol y que “una sola copa la pone ebria”.

Después de la fiesta

Las imágenes de la chica chocándose con las paredes de los pasillos fueron difundidas por el Departamento de Seguridad Pública de Rosemont.

Se la ve a la 1.13 AM. del sábado caminando por el hotel con un grupo aún no identificado. Quince minutos después chatea por última vez con su hermana.

En ese momento Kenneka “N” parecía estar estable.

Casi 2 horas después, se ve a la chica de 19 años saliendo sola del ascensor y caminando visiblemente mareada, a punto de quedar inconsciente.

Las cámaras también la muestran a las 3.27 y a las 3.29 AM. Siempre sola.

La última vez que queda registrada con vida está en la cocina del hotel, que parece estar totalmente vacía. Desaparece de cuadro a las 3.32 AM. Un día después su cuerpo se encuentra congelado.

Casi media hora después, a las 4 AM, los amigos de Kenneka “N” llamaron a su madre para explicarle que fueron a una fiesta en un hotel, pero que no pudieron encontrar a Kenneka cuando llegó la hora de irse.

Ellos tenían el celular y las llaves del auto de la chica muerta.

El misterio y la duda

La Policía caratuló la investigación como muerte dudosa, pero sólo por protocolo, hasta que se conozcan los resultados de la última autopsia. No tiene dudas de que Kenneka “N” encontró por accidente el lugar de su muerte.

Hay 47 cámaras peritadas y 36 horas de video de ese fin de semana. A eso se suman los registros en las redes sociales de amigos y otros asistentes a la fiesta.

Pero el freezer está en la zona de acopio de mercadería. ¿Un hotel de ese nivel no tiene cámaras justo donde otras cadenas hoteleras sí las tienen? La respuesta es que ese sector está cerca de un área en construcción y, aunque estaba encendido, no tenía comida.

Tampoco trascendió quién fue el primero que la encontró.

Andrew Holmes, un activista comunitario que está trabajando con la familia de Jenkins, dijo el jueves que la policía de Rosemont le mostró un video de vigilancia en el que se ve a la joven entrar en el freezer por sus propios medios.

Holmes le dijo a WBBM, cadena afiliada de CNN, que Jenkins parecía perdida y que intentó abrir varias puertas para subir al lobby del hotel antes de entrar en el congelador, ubicado en un área con carteles que indican “sólo empleados”.

“Todos queríamos saber. ¿Alguien la llevó abajo? ¿Alguien la obligó a bajar? ¿Había alguien al otro lado de esa habitación a la que ella bajó? Y la respuesta a eso es no”, dijo Holmes a WBBM sobre la falta de respuestas en la investigación.

Holmes también pidió ayuda a quien haya estado en la fiesta y tenga evidencias sobre el caso y reclamó dejar de “juzgar en las redes sociales”.

5.00 AM. La madre llegó al Hotel Crowne Plaza Chicago Ohare para buscar a su hija. Pero le dijeron que antes de recorrer el hotel y ver las imágenes de las cámaras tenía que hacer la denuncia por su desaparición.

Recién pasado el mediodía del domingo se inició la búsqueda de Kenneka “N”. ¿Cuánto tiempo estuvo viva dentro del freezer?. La terrible duda.

Tomado: www.clarin.com

Su opinión cuenta, deje su comentario.

Comentarios. Este espacio es exclusivo del usuario por tal motivo La Voz del Río Arauca no es responsable por las opiniones que se presenten.